Una grata sorpresa nos abordó cuando el nombre de Spotlight salía de la tarjeta como ganadora a mejor película en la pasada gala de los Oscars. Muchos esperaban que fuera The Revenant de Iñarritu la ganadora, ya que se presentaba como favorita de entre todas las candidatas y mucho más cuando el propio director se alzaba con el Oscar a mejor director.

Spotligh es una gran película, trepidante y dinámica durante toda la historia. Nos adentra en la redacción de Spotlight, un departamento de periodistas de investigación que se topan con una historia de agresiones sexuales dentro de la iglesia católica de Boston. Dos horas de cine de gran calidad. Tuvo 6 nominaciones y logró 2 oscars al final, mejor película y guión original.

The Revenant como hemos comentado anteriormente era la favorita para alzarse con el galardón de mejor película pero tuvo que conformarse con 3 oscars de las 12 nominaciones que había recibido. Quizá el equipo de la película se sintió algo defraudado pero siempre se recordará por ser la película que dio el oscar al ansioso Leonardo Di Caprio. De las 12 nominaciones gano en mejor actor, mejor director y mejor fotografía.

brie-larson

Una de las películas que mayor recompensa recibió fue la salvaje Mad Max: Fury Road. La película de George Miller comenzó la gala optando a 10 nominaciones de las que al final ganó 6 oscars: mejor montaje, diseño de producción, maquillaje, vestuario, sonido y efectos de sonido. Viendo la fabulosa puesta en escena de la película de Miller y el gran trabajo de producción, no es de extrañar que se alzara con los oscars vinculados a las disciplinas técnicas.

Otra de las películas que sin hacer ruido nos había cautivado fue La habitación. El film de Lenny Abrahamson logró el oscar con el premio a su actriz protagonista la dulce Brie Larson.

En definitiva una buena gala que condució sin grandes alardes el actor de comedia Chriss Rock intentando una y otra vez bromas que desde luego no tuvieron mucha gracia.

5 ejemplos de videomarketing en el cine