Desde que Anthony Mann quedará enamorado de Peñíscola para rodar junto a Charlton Heston y Sophia Loren la película El Cid de 1961, está población costera del mediterráneo será recordada por su participación y amor al cine. Otras producciones como la mítica Calabuch o París Tombuctú del fallecido del fallecido Luis García Berlanga tuvieron su escenario en Peñíscola.

Desde la primera edición del Festival Internacional de Cinema de Comedia de Peñíscola se pretendió ser un referente en los festivales nacionales de cine y por el festival pasaron nombres tan célebres como el de Charlton Heston, Bo Dereck o Micky Ronnie sin dejar de mencionar a cientos de actores españoles que parciparon en el festival haciendo de este un gran evento del cine nacional.

Los premios Calabuch fueron reconocidos a nivel nacional por parte de los profesionales del mundo del cine y fans del séptimo arte nacional. Eran tiempos en que las películas buscaban aquí su granito de arena en la promoción y desde el festival rendían año tras años cumplido homenaje a todos los actores españoles que han hecho de este género algo tan especial en nuestro país.

Desgraciadamente la crisis también llegó y su excaso presupuesto de 350000 euros congelado año tras año -ya que dependía en gran medida de la Generalitat- hizo que el festival de cine de comedia de Peñíscola se despidiera de nosotros con gran dolor en 2008.

Peliculas que hay que ver antes de morir