Entré con enormes prejuicios a ver esta película y mi animadversión hacia Mario Casas no presagiaba buenos augurios, pero bueno, cuando a uno le gusta el cine siempre intenta sacar la parte positiva de todas las películas que se dispone a ver, y eso hice.

Contratiempo es un película tramposa. Una de esas películas que juega con el espectador durante el relato. No es que me moleste que una historia de giros y me engañe hasta el punto más algido de la historia, lo que realmente me molesta de este tipo de tramas es que sea todo una enorme mentira.

Si quieres unas recomendaciones de lo mejor del 2016 pincha aquí

Soy consciente de que muchas de las personas que vaya a ver esta película saldrán encantados de ella y que al otro lado del río, estarán los críticos lanzando puñales al film, pero esta vez rompería una lanzara a favor de los segundos.

Engañar al espectador durante hora y media de película para luego sacarte de la mano escenas que no hemos podido ver para dar un giro al argumento es un recurso demasiado fácil.

Si tuviera que recomendar esta película me bastaría con preguntar ¿te gustó El Cuerpo? (anterior película de Oriol Paulo) si la respuesta es afirmativa, te animo a que vayas a ver esta.